La piedra prodigiosa

Por Luis Alberto Vázquez

Cuenta una proverbial leyenda que, en un pueblo del oriente, ocurrieron una serie de desgracias naturales, pandemias y guerras que ocasionaron pérdidas de miles de vidas e incontables daños a sus habitantes. Un viejo sabio alquimista que ahí vivía decidió crear una piedra, apenas de tamaño mayor a una nuez, que era blanda, suave y cálida al tacto; grata a la vista y de tal tersura que resultaba agradable sentirla en la mano.

Tal piedra, les aseguró el venerable erudito, haría feliz a todo aquel que frotase con ella su frente. Todo el pueblo acudió a enjugar su cara con ésta y en poco tiempo todos en dicha aldea eran sanos y alegres. Sin olvidar los desastres vividos, estos ya no eran la razón de sus diálogos, sino al contrario, solamente charlaban sobre las bondades de la vida y su futuro que se veía promisorio.

Cumplida la misión de la piedra, el anciano la recogió y comentó que la arrojaría a una playa lejana, donde algún día, si alguna persona necesitara de ella, podría ir a recogerla y ayudar a sus semejantes que estuvieran en situación problemática. Así lo hizo. Nadie supo en que costa la arrojó.

Tiempo después, un joven de otro país, también devastado por calamidades, decidió buscar tan preciado tesoro; tenía claras las cualidades de la piedra: blandura, suavidad, calidez, grata a la vista y otorgaba paz y tranquilidad al contacto.

Empezó a recorrer muchos litorales y encontró miles de piedras, pero estas eran duras y frías, para distinguir cuales piedras había ya palpado y no volver a buscar la prodigiosa roca entre esas, decidió que cada pedrusco examinado, si no era lo buscado, lo arrojaría al mar lejos de la playa. Así por muchos meses hizo de esta acción una rutina: examinar cada risco e inmediatamente arrojarlo al fondo del mar. De esta manera fue recorriendo playas y más riberas y arrojando piedras y más piedras con tanta rapidez que en sus acciones ya no discurría cada acto.

Un día, en una solitaria bahía fue tomando piedras y lanzándolas precipitadamente; prácticamente había perdido la esperanza de hallar aquel añorado guijarro e irracionalmente expelía cada uno que encontraba. De pronto, sintió una piedra diferente a todas las que antes había tenido en sus manos, la palpó suave, blanda y cálida, además había llenado su alma de calidez, pero por instinto, instantáneamente la había arrojado al mar. Todavía no tocaba el agua aquel berrueco y él se dio cuenta de su grave error, se lanzó tras ella de inmediato, pero el lugar donde había caído era muy profundo y oscuro, resultaría imposible recuperarla…

La historia imaginaria antes narrada, es muy común que nos suceda continuamente a los seres humanos, buscamos mágicas soluciones a nuestros problemas y cuando estamos a punto de encontrarlas y utilizarlas, las perdemos por nuestra propia irreflexión, desatención y hasta conjeturas o juicios equivocados de las circunstancias en que vivimos.

En infinidad de ocasiones yo he perdido oportunidades magníficas por ajustarme a costumbres; ¿Acaso alguna vez no has lanzado al mar una relación amorosa de manera irreflexiva, o no has calibrado bien una amistad y la has desechado; lo mismo algún trabajo? En otra ocasión un “Decir te quiero” se perdió en el abismo.

Hoy es común dar “enviar” a mensajes tóxicos y cuando quisiera evitarlo simplemente ya está cayendo en la mar profunda de las redes cibernéticas; algo que me sucede mucho es que como ya conozco personas y chats que generalmente solo transmiten mensajes provocadores y/o agresivos; tras sentir lástima por sus vesánicos remitentes, simplemente los descargo en la oquedad virtual. Probablemente alguien pudo expedir ahí mismo una buena comunicación, pero yo ya despeñé todo y no alcancé lo positivo.

También arrojo al tártaro los mensajes de los necios con quienes es imposible dialogar; aquellos que jamás aceptan una opinión diferente, que se sienten dueños de la verdad; a esas personas mejor ignorarlas; ellas conjuntan los sentimientos más poderosos de la humana destrucción: cólera que se traduce en odio y furor: celos que significan no reconocer valor a nadie más que a sí mismos y a los que piensan como ellos; miedo a todo tipo de cambio o transformación que les pueda privar de sus mundanos privilegios y hasta de su ideología e indignación como puente de su incapacidad para aceptar a los demás. Entonces pues, mejor defenestrar sus mensajes a los abismos cibernéticos.

Facebook: Participación Ciudadana 29 Laguna

Twitter: @pc29laguna

Web: http://www.pc29laguna.org.mx

Es nuestro

Por Miguel Ángel Ordaz

La obligación que tienen los entes públicos –léanse responsables de decisiones y acciones de supervisión, vigilancia, control y operación, entre otras- de hacer pública la información que generan, para nadie es sorpresa que desde el principio se estableció la práctica de ocultarla o proporcionarla incompleta, a cuenta gotas o en definitiva negar su existencia y reservarla, es decir que durante ciertos años se mantenga guardada y fuera de la vista del público o justificar que no se proporciona si alguna persona la solicita. Sí, amable lector, estoy abordando el tema de la transparencia, la rendición de cuentas, la explicación sobre decisiones que toman los servidores públicos, pero sobre todo de participación ciudadana, parte fundamental de la ecuación derecho a saber – buen gobierno, eficiente, eficaz, efectivo.

Para saber de la efectividad de éste, nuestro derecho, es necesario hacer un poco de historia, y determinar que este es uno de los pocos derechos, si no es que el único, que depende de nosotros su existencia y efectividad, por lo que deja de ser efectivo si no lo ejercemos. En junio de 2002 se aprobó por unanimidad en Cámara de Diputados la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información; en junio de 2003 se crea el Instituto Federal de Acceso a la Información –IFAI-, que hoy conocemos como INAI, al pasar de federal a nacional, que fue la propuesta original presentada por el Grupo Oaxaca en diciembre de 2001, que le fue indiferente al presidente Fox, quien presenta otra que limita su efecto al gobierno federal y en este el poder legislativo lo adapta a sus intereses contando su reglamentación con solo nueve artículos.

El Grupo Oaxaca –académicos, periodistas, activistas, liberales y de izquierda- discute en mayo de 2001 la necesidad de reglamentar el Artículo 6º Constitucional y darle salida a la información, transformada en derecho, por lo que se puede afirmar que este esfuerzo es netamente de la sociedad y no una concesión gratuita del gobierno. Como toda reforma, afecta intereses creados y resistencias para su desarrollo y consolidación; aparecen rápido obstáculos derivados de las propias estructuras de poder, desde los partidos políticos hasta los tres ámbitos de gobierno y los tres poderes. Por estas razones, este derecho nos pertenece de origen y es obligación defenderlo a toda costa y con toda la fuerza; tanta como la que viene impulsando el gobierno para desaparecer el INAI bajo el argumento de su costo (918 mdp presupuesto para 2021) y aprovechar su presupuesto para comprar vacunas; el argumento es de risa toda vez que, si vemos la intención confrontada con propuesta de campaña central como es el combate a la corrupción, nos queda mucho a deber. Si lo vemos desde el argumento de duplicidad de funciones, también el débito es mucho ya que trasladar nuestra representación y garantía de acceso a información y documentos públicos a la Secretaría de la Función Pública, SFP es un despropósito cínico ya que ésta oculta bajo diversas figuras el 80% de la información que se le ha solicitado al gobierno federal; las palabras siguen siendo más que los hechos

Si lo que busca son fuentes de financiamiento para las vacunas o cualquier otra cosa urgente, del dinero de los partidos políticos, de los recursos utilizados para las sesiones matutinas, pueden conseguirse cantidades mayores.

 “…En un año electoral, cualquier propuesta de vulnerar el acceso a la información y a la libertad de expresión tiene una doble connotación: censurar mensajes incomodos en diversos frentes -limitaciones del servicio de salud, muertes por Cobid 19, o lento acceso a las vacunas y sus costos- y controlar la información”, Sofía Ramírez, El Universal 11 de enero 2021. Vale decir que el derecho a la información, es un Derecho Humano; que ha servido a periodistas para documentar actos de corrupción que abordaremos en próxima colaboración con estos referentes.    

Facebook: Participación Ciudadana 29 Laguna

Twitter: @pc29laguna

Página web: http://www.pc29laguna.org.mx

 

 

Megalomanía y perversidad

Por Luis Alberto Vázquez

“¿Por qué no compararme con los dioses? Basta ser tan cruel como ellos”.
“Calígula” de Albert Camus.

La megalomanía es un trastorno psicopatológico que puede afectar lo mismo a individuos que a grupos sociales o étnicos, incluso a un pueblo entero. Se caracteriza por provocar fantasías delirantes de poder, supremacía racial o cultural, narcisismo, omnipotencia de su ser o raza; supuesto llamado a la grandeza y una exagerada autoestima en sus facultades. Provoca marcada obsesión por el poder; una soberbia incontrolable que degenera en egolatría y ostentación; sumado a un progresivo alejamiento de la realidad social y personal, rayando en indiferencia ante el sufrimiento de las demás personas, incluso las de su círculo inmediato.

Si bien es cierto que el megalómano busca siempre las alturas políticas y/o plutocráticas, se puede hallar también en posiciones ideológicas antagónicas comportándose como un mitómano histriónico que busca llamar la atención y despertar la admiración de los demás, más cuando alcanza el éxito político, se trastorna en un autócrata, convencido de poseer facultades, conocimientos y calidad fuera de lo común; se considera un ser extraordinario; realmente viven en la “Matrix” confundiendo lo real con lo quimérico.

Los individuos o grupos megalómanos son terribles, creen que son los únicos que pueden salvar al mundo, a su patria o a su raza, consideran que quienes siguen a otro líder o ideología son inferiores por solo ese hecho, que son gente inculta y falta de capacidad intelectual; si ellos son supremos, todos los demás son inferiores; les resulta prácticamente imposible suponer, no digamos aceptar una derrota o que cometieron un error; por ello, cuando se ven superados insultan, agreden, difaman y llegan a la violencia.

A lo largo de la historia muchos de estos maniáticos han ocupado cargos importantes en diversas naciones y han provocado daños inmensos, aunque son menos de los que desinformados de la historia calumnian. No todos los ambiciosos son megalómanos, pero si a la inversa. Varios Césares romanos lo fueron, también muchos reyes y recientemente diferentes tiranos, pero no se debe abusar del término y aplicarlo indiscriminadamente a todo aquel que no concuerda con nuestra ideología. Algunos dictadores dominaron a sus pueblos creyendo en una doctrina política, religiosa o mercantilista, fueron crueles y hasta sanguinarios, pero no mitómanos.

En México, la megalomanía se tradujo en “Culto a la personalidad”; los funcionarios llenaban los recintos oficiales con su fotografía, desde el ejecutivo federal hasta gobernadores y alcaldes. Bajo la llamada “Monarquía Absoluta Sexenal” (Cossio Villegas), con mucho dolor tuvieron que abandonar el cargo, aunque hubo quienes siguieron tejiendo en las sombras tramas políticas y buscando mantener su figura siempre presente; para ello asaltaron el erario; así, cuando dejaran el poder político, al menos conservarían su exuberante riqueza y seguirían dominando a través de ella.

En las últimas décadas los grupos ultraderechistas que se niegan a aceptar la pérdida de sus privilegios, a fuerza de amenazas y violencia buscan recuperar sus fueros, se apoderan de espacios tradicionalmente históricos y/o emblemáticos; los ocupan irracionalmente como un símbolo de destrucción del gobierno vigente, infamando terriblemente a las autoridades. Un ejemplo se dio semanas atrás en Alemania cuando los neonazis tomaron el Reichstag, sede del parlamento germano, idéntica situación se repitió hace tres días en Estados Unidos, donde se vislumbró claramente una vigilancia muy laxa, incluso rayando en la complicidad contra los supremacistas blancos; nada comparado con el trato dado a los manifestantes que pedían justicia por la muerte del afroamericano George Floyd; ahí se usó una fuerza excesiva.

Resulta más que ridícula, risible y hasta cómica la justificación utilizada por Donald Trump de salvar a Norte América del comunismo porque Joe Biden y Kamala Harris son socialistas, diatriba utilizada para incitar agresivamente a sus seguidores, aduciendo fraude electoral y peligro de que su país caiga en la dictadura. Afortunadamente en esa nación los árbitros electorales mantuvieron su imparcialidad. Ojalá y esa dignidad sea emulada en otras repúblicas.

En fin, Trump, quien pretendió ser dios e inmortal, falló en casi todas sus promesas de campaña y deja a Estados Unidos convertido en una república bananera, acondicionada para una auto invasión a fin de “salvar la democracia y la libertad”.

Pronunciamiento

Torreón, Coahuila a 21 de junio del 2019.

El pasado 26 de febrero de 2019 se presentó ante el Pleno del Palacio Legislativo de San Lázaro un punto de acuerdo en el que se exhortó a la Fiscalía General de la República que solicite vía asistencia jurídica internacional la información correspondiente a los presuntos ilícitos cometidos por Jorge Torres López, exgobernador de Coahuila, y su red de copartícipes.

“La Cámara de Diputados exhorta respetuosamente al titular de la Fiscalía General de la República para que, derivado de la detención con fines de extradición del ex gobernador interino de Coahuila de Zaragoza, Jorge Torres López, solicite, vía asistencia jurídica internacional, la información correspondiente de los ilícitos cometidos presuntamente por dicho ex servidor público y su red de copartícipes, a efecto de demandar la extinción de dominio de cuentas y acervos patrimoniales con el fin de que se reintegren el erario del estado de Coahuila los montos que llegaren a determinarse como objeto del delito”.

El punto de acuerdo cumplió más de tres meses en la Comisión de Justicia del Congreso Federal y su resolución fue “desechada”.

Como miembros de la sociedad civil organizada, Participación Ciudadana 29 Laguna ha pugnado por esclarecer los temas que atañen al combate a la corrupción en la entidad.

Desechar este punto de acuerdo, significó dar un paso hacia atrás en la batalla que ciudadanos hemos emprendido para terminar con el fenómeno de impunidad que reina en nuestro sistema político y social.

Por ello, solicitamos con respeto a los integrantes de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados, que expliquen a toda la ciudadanía coahuilense por qué decidieron desechar el punto de acuerdo, y que reconsideren su determinación para que los funcionarios responsables de los ilícitos cometidos en los últimos años paguen con todo el peso de la ley.

La Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados está integrada por los siguientes legisladores:

Rubén Ignacio Moreira Valdés – PRI – Coahuila

María Del Pilar Ortega Martínez – PAN – Guanajuato

Rubén Cayetano García – MORENA – Guerrero

Adriana María Guadalupe Espinosa de Monteros – MORENA – Ciudad de México

David Orihuela Nava – MORENA – Ciudad de México.

Claudia Pérez Rodríguez – MORENA – Tlaxcala

Martha Patricia Ramírez Lucero -MORENA – Baja California

María del Rosario Guzmán Avilés – PAN – Veracruz

Lizbeth Mata Lozano – PAN – Baja California

Mariana Rodríguez Mier y Terán – PRI – Tamaulipas

Ana Ruth García Grande – PT – Baja California Sur

Juan Carlos Villarreal Salazar – MC – Jalisco

Armando Contreras Castillo – MORENA – Oaxaca

María Elizabeth Díaz García – MORENA -Estado de México

Édgar Guzmán Valdéz – MORENA – Puebla

María Roselia Jiménez Pérez – PT – Chiapas

Verónica Beatriz Juárez Piña – PRD – Jalisco

José Elías Lixa Abimerhi – PAN – Yucatán

María Teresa López Pérez – MORENA – Jalisco

Luis Enrique Martínez Ventura – MORENA – Estado de México

Marco Antonio Medina PérezMORENA – Veracruz

Esmeralda de los Ángeles Moreno Medina – PES – Estado de México

Ximena Puente De la Mora – PRI – Colima

Nancy Claudia Reséndiz Hernández – PES – Estado de México

Jorge Romero Herrera – PAN- Ciudad de México

Rubén Terán Águila – MORENA – Tlaxcala

María Luisa Veloz Silva – MORENA – San Luis Potosí

Lorena Villavicencio Ayala – MORENA – Ciudad de México

Blas Flores renuncia a puesto en el Sistema Anticorrupción de Coahuila; es incompatible con ser funcionario

Falta que María del Carmen Ruiz también deje su cargo en la Comisión de Selección por el mismo motivo. Leer más “Blas Flores renuncia a puesto en el Sistema Anticorrupción de Coahuila; es incompatible con ser funcionario”