Retomar la idea

Por Miguel Ángel Ordaz

Es normal que cuando se contrata a una persona para el desempeño de un trabajo se le requiera algún documento que demuestre sus habilidades y experiencia; también es normal que el aspirante señale sus pretensiones económicas ya que están en juego los intereses de quien contrata y los beneficios del contratado. Es la relación obrero patronal que traducida al buen cristiano, es entre el trabajador y el dueño. Si el rendimiento y resultados de su trabajo es satisfactorio a ojos del dueño, el trabajador se mantiene seguro en su puesto, si no es del todo satisfactorio recibe llamadas de atención o bien se le capacita y adiestra para que mejore su desempeño.

Cuando son varios los dueños, se establece la figura necesaria para tomar decisiones fundamentales de la organización que le permitan crecer y desarrollarse en ocasiones a través de un Consejo o de una Junta que van también creciendo según aumenten las actividades, pero cuando los dueños son muchos, los Consejos y las Juntas no pueden hacer nada y más si somos todos los ciudadanos de un país, estado o municipio; a pesar de que se nos ha dicho que nosotros somos el soberano y que la ley nos otorga la calidad de mandantes – los que mandan-  la realidad es que esto no ha ocurrido, solo se nos toma en cuenta cuando es día de elección, esta práctica se ha convertido a lo largo de décadas en algo aceptado que da lugar a que la costumbre se presenta como regla no escrita, perdimos el derecho de exigir.

La costumbre hecha regla por la práctica misma ha tenido uno de sus principales efectos nocivos en el desempeño de los cargos de elección de gobernantes y representantes, lo que ha mantenido vigentes frases como “siempre ha sido así” que se traduce en que se mantenga la práctica, aunque nos afecte; “que le hace que robe pero que haga obras” que implica el permiso para disponer del dinero que todos aportamos aunque sea para el beneficio personal, total ¿rendición de cuentas? claro que sí, pero simuladas. Amable lector, en PC 29 mantenemos y continuamos promoviendo el empoderamiento ciudadano a través de la participación, involúcrate para desahijar estas prácticas.

Las circunstancias y problemas que hemos venido sorteando durante los últimos dos años, que le han significado al gobierno manifestarse en toda su incapacidad, corrupción e impunidad, significa una coyuntura única que no debemos desaprovechar para de una vez por todas exigir se cumpla con la ley y se atienda el mandato otorgado. 

Continuando con las propuestas planteadas en mis dos colaboraciones anteriores, hoy propongo dos relacionadas con el gobierno que inicia en Torreón en enero de 2022: que el alcalde, todos los servidores públicos de primer nivel, los miembros del Cabildo y todo el personal que será contratado para esa gestión, presente su hoja de vida, que nos permita conocer el perfil contratado a fin de que determinemos la pertinencia para el cargo que ocupará. Que el alcalde, las personas que ocuparán los cargos directivos de toda la estructura del gobierno municipal, incluyendo el sector descentralizado, y los miembros del Cabildo presenten con tiempo su declaración patrimonial, su declaración de impuestos y su declaración de intereses si  queremos un buen gobierno, debemos ser buenos ciudadanos. El mandato otorgado no es una carta en blanco que se maneje a capricho y a espaldas del mandante. Involúcrate amable lector. 

En el Cajón. Con el referente Agencias y el título, el Ejecutivo crea figura de comandante, aparece una nota en la edición de El Siglo de Torreón de agosto 14, 2021 página 5A donde se atribuyen (sin entrecomillado) declaraciones al presidente de México que “se trata de la homologación estructural del Ejercito con la Fuerza Aérea Mexicana ,pero también se buscará la generación de doctrina…mejorar el control administrativo para atender asuntos de la administración pública federal…una vez aprobada una eventual reforma constitucional…” este entrecomillado es mío; me preocupa el contenido de la eventual reforma al referirse a los asuntos que al gobierno federal – ejecutivo y organismos que conforman el gabinete ampliado- le competen por ley; si se prometió que el ejército regresaría a sus cuarteles y lo que sucedió es que prácticamente hace de todo ¿Qué otros espacios del quehacer civil se pretenden encomendar a las fuerzas armadas? ¿Qué se está tramando al darle nuevas tareas de la administración pública federal a las fuerzas armadas?  Solo son preguntas.

Facebook: Participación Ciudadana 29 Laguna

Twitter: @pc29laguna

Web: http://www.pc29laguna.org.mx

Regidor Mx Laguna desnuda el desempeño del Cabildo de Torreón

Por Alejandro Buendía

Esta semana el Consejo Cívico de las Instituciones Laguna, Participación Ciudadana 29 Laguna, Alzando Voces, Observatorio Educativo de La Laguna, Los Oigo y Moreleando, de vuelta al centro, presentaron el Informe Regidor Mx Laguna, en donde se buscó dar a conocer cómo trabaja el Cabildo de Torreón.

Independientemente de los resultados que arrojaron, entre otras cosas, que más del 90% de la ciudadanía no conoce a los regidores y que también desconocen las funciones que deben desempeñar, llamó mi atención la reacción de algunos ediles que fueron mal evaluados en el informe.

Ana María Betancourt, Octava Regidora por el Partido Acción Nacional, fue la edil peor calificada del informe. Los puntos que se consideraron fueron asistencia a cabildo, asistencia a comisiones y participación en cabildo. Betancourt, en el primer semestre del 2019, sólo participó dos veces en las sesiones de cabildo y en total apenas alcanzó una calificación de 62.58.

A pesar de que los términos y la metodología fueron claros, Betancourt, durante la sesión de cabildo del día de ayer, se tomó el tiempo para manifestar su rechazo hacia el informe, cuestionarlo y llamó a que también se haga una evaluación cualitativa del desempeño de los regidores, sin embargo, en su comentario no cupo ningún espacio de autocrítica.

Así como ella, algunos de los regidores que decidieron retomar el tema del informe en la sesión del cabildo no estuvieron de acuerdo con los parámetros que se escogieron para evaluar su desempeño, e incluso se atrevieron a justificar cada una de sus faltas que fueron debidamente publicadas en el documento.

Este fenómeno, para mí, tiene una sola lectura: a los integrantes del cabildo no les gusta ser observados ni evaluados por la sociedad civil y la ciudadanía. No les gusta que se ponga en tela de juicio su desempeño, no les gusta que se dé a conocer cuánto le cuestan al erario municipal. No les gusta que la ciudadanía se empodere a través de la información.

Para recomponer la manera en cómo se trabaja desde el edificio de la Presidencia Municipal, es necesario que el cabildo y el resto de los funcionarios entiendan que entre más cercana esté la ciudadanía de ellos como ojo crítico, más empeño le van a tener que poner a su trabajo para atender a las principales necesidades de la sociedad.

A partir de este informe, también se debe agregar que urge modificar la manera en la cual se distribuye el presupuesto en el Cabildo, ya que no existe un criterio para asignar sueldos al equipo de trabajo de los regidores. Mientras un asistente puede ganar alrededor de 8 mil pesos al mes, otros pueden sumar ingresos mensuales superiores a los 20 mil exactamente por el mismo trabajo.

Regidor Mx Laguna fue un esfuerzo que intenta abonar a la construcción de ciudadanía y al fomento de la transparencia y rendición de cuentas. El Cabildo es uno de los órganos más importantes dentro de la gestión pública municipal, por ello estos ejercicios de evaluación abonarán a que se vaya mejorando en la conformación de los mismos y en los procesos internos que desnudan la apatía de unos, las intenciones políticas de otros y el trabajo de unos cuantos.

Facebook: Participación Ciudadana 29 Laguna

Twitter: @pc29laguna

Web: www.pc29laguna.org.mx

Gobernar para los ciudadanos, no para los partidos

Por Alejandro Buendía

Bancadas panistas votando en contra de todo lo que propone la bien, o mal llamada, 4T. Bancadas priístas apoyando lo que dice la mayoría y rechazando las iniciativas de la derecha. Ideologías truncas, propuestas marchitas, ciudadanos en el olvido.

Así, con intransigencia y descaro, los funcionarios públicos que representan al poder legislativo en los Congresos y a los cabildos a nivel municipal, funcionan en pro de los intereses de sus partidos, de sus jefes, y no de los ciudadanos, quienes cada vez están más desplazados y sin posibilidades reales para participar e incidir en la función pública.

En el Ayuntamiento de Torreón, por ejemplo, cada vez que hay sesión general de Cabildo, las cuales pueden ser consultadas por los ciudadanos a través de las redes sociales de la administración municipal, lo único que destaca son los golpeteos, los adjetivos, las injurias y las descalificaciones. 

En el otro extremo, en una esquina mugrienta, empolvada y olvidada, se quedan las propuestas que podrían beneficiar a una ciudadanía ignorada y pisoteada por los poderes fácticos que nos gobiernan. 

En el Congreso de Coahuila el comportamiento es similar. La bancada que representa a la mayoría, misma que está representada por el Partido Revolucionario Institucional, junto a Elisa Villalobos, de Morena; Claudia Isela Ramírez, del PRD y Édgar Sánchez, como diputado independiente, votan a favor de cualquier propuesta del Gobernador Miguel Riquelme y de los integrantes afines a sus intereses. En contraste, las iniciativas de la bancada del PAN, de la Unidad Democrática de Coahuila y del otro integrante de Morena, van directo hacia el basurero. Los contrapesos en el legislativo no existen porque, por una parte, no saben ganarse las simpatías de sus compañeros en la cámara y, por la otra, son pisoteados por una bancada que no vota a través de voluntades y razonamientos individuales, sino por impulsos y motivaciones colectivas abrazadas por el interés de un órgano político.

Así, la ciudadanía, en todo el territorio mexicano, y particularmente en Coahuila y en la Comarca Lagunera, gravita con empleos mal pagados, servicios públicos de mala calidad, agua contaminada, calles resquebrajadas, vandalismo, robos y violencia.

¿Qué hace falta para que los funcionarios se den cuenta que deben trabajar en la construcción de una agenda ciudadana, y no en pro de los intereses particulares de sus partidos? ¿Cómo hacerles entender que la única vía para alcanzar el desarrollo es atendiendo las necesidades de la gente para generar proyectos que ayuden a la cimentación de un sistema más eficaz y equitativo? 

La clave, sin duda, está en la ciudadanía, en la participación, en el señalamiento, en la propuesta, en la presión y, sobre todo, en la paciencia, la inacabable paciencia. 

www.pc29laguna.com.mx

Facebook: Participación ciudadana 29

Twitter: @pc29laguna 

Ambiciones políticas sobre intereses ciudadanos en el Cabildo de Torreón

Por Alejandro Buendía

La representación de los ciudadanos en una administración municipal queda en manos del cabildo, mismo que está compuesto por regidores y síndicos.

En el caso específico de la ciudad de Torreón, éste está conformado en su mayoría por ediles panistas, con 11 representantes, mientras que la oposición tiene cuatro integrantes del PRI y tres de Morena.

La función principal del cabildo es construir un sano contrapeso que ayude a balancear la aplicación de políticas públicas y la administración de la ciudad, sin embargo, en el caso de Torreón, da la impresión que el séptimo piso de la presidencia más bien se ha convertido en un campo de batalla y disputas de poder.

La Segunda Síndico, Dulce María de las Mercedes Pereda Ezquerra, por ejemplo, es la voz de la bancada opositora dentro del cabildo. Su principal función dentro de la administración municipal tiene que ver con la vigilancia, sin embargo, esta tarea se ha transformado en una estrategia para velar por los intereses políticos de su partido, de tal manera que la administración municipal, actualmente panista, pierda fuerza y credibilidad ante la ciudadanía.

Con esta reflexión, no busco generar una tendencia hacia una u otra bancada, sino visibilizar un problema que existe y persiste dentro de las administraciones públicas, locales, estatales y federales: las ambiciones políticas sobre las necesidades ciudadanas.

Durante las sesiones de cabildo, en lugar de generar discusiones y diálogos que lleven a tomar decisiones que abonen a la construcción de una mejor ciudad, se fraguan enfrentamientos directos entre funcionarios de partidos opuestos que únicamente buscan desestabilizar y destruir la reputación de cada uno de sus adversarios.

La Síndico de Minoría exhibe documentos que avalan una presunta red de nepotismo en donde diversos altos funcionarios municipales y estatales pertenecientes al Partido Acción Nacional tienen trabajando a sus familiares en el Ayuntamiento de Torreón. Como respuesta, el Primer Regidor, José Ignacio García Castillo, revira diciendo que cada uno de los empleados del municipio, sin importar el parentesco que puedan tener con un funcionario de mayor rango, están debidamente capacitados para ejercer su función. Además, agrega que los mismos hermanos Moreira replicaron esas conductas, aunque desde ese flanco, la bancada priísta no haya interpuesto ninguna queja o denuncia pública.

Así, los medios son utilizados como armas para desestabilizar a la administración municipal, o como escudos para defender las tropelías que comenten las autoridades. Los ciudadanos, por su parte, continúan con poca presión de agua en sus viviendas, con calles cadavéricas y carentes de una carpeta asfáltica confiable; con camellones deforestados; con empleos mal pagados; con transporte público mal trazado y costoso; con calles sucias y con índices delictivos en pleno crecimiento.

Sugiero, abiertamente y con todo el debido respeto a todos los regidores que conforman al cabildo de Torreón, así como al mismo Presidente Municipal, a que trabajen en pro de los intereses y necesidades de la ciudadanía, y no a favor de las corrientes y ambiciones de sus partidos políticos. Al final, durante las próximas elecciones, el único que tendrá la palabra será el ciudadano, el mismo que, hasta el día de hoy, se encuentra totalmente olvidado.

www.pc29laguna.org.mx

Facebook: Participación ciudadana 29

Twitter: @pc29laguna